¿Qué es el Bourbon? Aquí lo explicamos

bourbon

''Civilizations begins with distillation''

''La civilización empieza con la destilación'' (William Faulkner - premio nobel en literatura en el 1949)

El Whiskey Bourbon

El whiskey bourbon se origina en Estados Unidos, concretamente en Kentucky.

Es un destilado que debe ser elaborado con un mínimo del 51% de maíz y un máximo del 80%. El resto debe ser centeno y cebada malteada.

En Estados Unidos, el whiskey más vendido y conocido mundialmente es el Jack Daniel's. Sin embargo, a ellos no les gusta que les reconozcan como un bourbon, si no como un Tennessee Whiskey. La diferencia fundamental, es su proceso de filtrado. En estilo, son muy parecidos.

Jack Daniel's Whiskey

 No me gusta que me llamen ''Bourbon''

Un ejemplo conocido de Whiskey Bourbon podría ser Maker's Mark o Jim Beam.

Las barricas que se usan para envejecer el bourbon deben ser de de roble blanco americano. Tienen que ser totalmente nuevos y tostados directamente sobre fuego para que la parte interior se tueste mucho y los almidones naturales de la madera se caramelicen.

Para poder etiquetar el bourbon como tal deberá envejecer en barrica un mínimo de 2 años.

El bourbon envejece en los barriles más rápido. Esto se debe en parte a que hace más calor y es un clima más seco. Muchos bourbon maduran en barricas durante un tiempo entre 4 y 6 años antes de ser embotellados. Algunos más exclusivos deciden hacerlo durante 8 e incluso 12 años.

Bourbon

El Sour Mash

¿Qué es el sour mash?

Normalmente lo podemos leer en las etiquetas de los whiskeys de Kentucky y Tennessee.

El agua que corre por la tierra Kentucky es muy calcárea, lo que la convierte en agua dura. Es un agua limpia, pero que al contener tanto mineral, dificulta la fermentación de la masa por su bajo PH.

El problema se soluciona cambiando el PH en la mezcla y usando el famoso ''sour mash''.

Mash en inglés es la mezcla de granos y cereales junto al agua y levadura que está fermentando. Sour significa ácido. Así que algo así como ''pasta acida''.

Es ahí donde entra en juego el backset, el cual se echa a la mezcla y no es más que un poco de la mezcla de otra partida anterior. Esto se hace para corregir el PH de la mezcla, sería algo así como la masa madre de un pan.

La mayoría de destilerías usan alrededor del 20% del sour mash en la nueva mezcla. Esto ayuda a que las levaduras empiecen su trabajo.

Esta técnica se usa para todos los whiskeys de Tennessee y Bourbon, además de los de centeno. El añadir el sour mash NO crea un carácter ácido al producto final.

Otros ejemplos de Bourbon

Whisky Johnnie Walker: el whisky más vendido del mundo

Johnnie Walker whisky

Tabla comparativa de los whiskies de Johnnie Walker

Producto
Johnnie Walker Black Label Whisky Escocés, 700 ml
Ahumado
Fruta
Cuerpo
Complejidad
Precio
Producto
Johnnie Walker Double Black Label Whisky Escocés, 700 ml
Ahumado
Fruta
Cuerpo
Complejidad
Precio
Mejor Relación Calidad/Precio
Producto
Johnnie Walker Gold Whisky Escocés, 700ml
Ahumado
Fruta
Cuerpo
Complejidad
Precio
El único Blended Malt de Walker
Producto
Johnnie Walker Green Label Whisky Escocés, 700 ml
Ahumado
Fruta
Cuerpo
Complejidad
Precio
Una gozada sin ser el más caro
Producto
Johnnie Walker Platinum Label, Blended Scotch Whisky,18 Años - 70 cl
Ahumado
Fruta
Cuerpo
Complejidad
Precio
Producto
Johnnie Walker Blue Label Whisky Esconcés, 700 ml
Ahumado
Fruta
Cuerpo
Complejidad
Precio

Black Label

Johnnie Walker Black Label Whisky Escocés, 700 ml
Este whisky blended es más robusto que su hermano menor Red Label. En nariz encontramos recuerdos de cuero y chocolate, naranja, dátiles y anís con algo de humo. En boca es potente, con vainilla, turba y un recuerdo de jengibre.

 

Double Black Label

14% descuento
Johnnie Walker Double Black Label Whisky Escocés, 700 ml

El Double Black es en principio, el mismo whisky que el anterior, con la diferencia de que se deja envejecer en barricas muy tostadas de Bourbon, adquiriendo ese color, aromas y sabores más ahumados y fuertes.

En nariz se aprecia la madera tostada de manera clara, también almendras, ciruelas y vainilla. En boca el ahumado es más ligero, pero se aprecia esa barrica dulce tostada con fuerza. También vuelven esos aromas de nueces y almendras junto a fruta negra madura. Si te gusta el Black label, seguramente te guste este también.

 

Gold Label

Johnnie Walker Gold Whisky Escocés, 700ml

Whisky de mezcla que antecede al gold label 18 años. Este no lleva indicación de edad y tiene un alcohol del 40%. De bonito color dorado, en nariz se aprecia algo de ahumado (muy sutil), herbáceo y especiado, plátano. Un whisky bastante potente en nariz para ser un blended.

En boca es potente con almendras, mazapán, un agradable amargura emerge al tragar. Cremoso y en general muy buen whisky blended.

 

Green Label

Johnnie Walker Green Label Whisky Escocés, 700 ml

Aquí un blended malt (tan solo se usan single malts pero de distintas destilerías). Tiene indicación de edad (15 años) por lo tanto contiene tan solo whiskies de 15 años o más. Algo curioso de este whisky es que contiene whiskies de las zonas de Speyside, Lowlands, Highlands y algunas islas. Algo así como un single malt de todas las zonas de Escocia.

Un nariz resulta afrutado con recuerdos de vainilla, albaricoque, platano y se nota la presencia de la barrica, algo ahumado. En boca es apimentado y especiado y vuelven esos recuerdos de frutas como albaricoque o melocotón, un ahumado agradable queda en boca.

 

Platinum Label 

Johnnie Walker Platinum Label, Blended Scotch Whisky,18 Años - 70 cl

La etiqueta Platinum es uno de los últimos whiskies en salir al mercado (2013). Se trata de un whisky »intermedio» entre el gold y el blue. Es seguramente el mejor whisky para regalar. Y es que aunque la tendencia en el mundo del whisky embotellar como NAS (sin indicación de edad), Johnnie Walker saca este blended de 18 años. Con whisky de más de 20 destilerías, sobre todo de la zona de Speyside.

En nariz es muy perfumado, con jengibre, vainilla y almendras, es floral y complejo. En boca encontramos recuerdos de malta lo que nos hace creer que su contenido de malta es alto. Además apreciamos sabores como chocolate, canela, plátano, y bollería francesa (vainilla y mantequilla). Se trata de un whisky muy delicado y en general un buen blended.

 

Blue Label  

35% descuento
Johnnie Walker Blue Label Whisky Esconcés, 700 ml

Uno de los blended más prestigiosos del mundo. Solo 1 barrica de cada 1000 tiene la calidad para este blended. ¿Un whisky blended caro y complejo? Si los japoneses lo han logrado ¿Cómo no lo iban a hacer los escoceses? Un Whisky blended de alta complejidad elaborado con maltas muy viejas y whisky de grano. Blue Label ha sido escogido en nuestra lista de los mejores 11 whiskies del mundo.

En nariz se aprecia un claro ahumado que sin ser agresivo, es predominante y se integra con los otros aromas, fruta negra oxidada (ciruelas, orejones, pasas), también algo salino y yodo. En boca se aprecia muy bien la intensidad de las barricas, es potente y se aprecia la mezcla de whiskies muy viejos con gran intensidad aromática con whiskies más joven que le dan una fruta más joven y melosidad. Un whisky caro pero que increíblemente bien hecho.

 

John Walker (1805-1857)

El nombre de tu whisky favorito no es ninguna invención, este hombre existió y fue el él que llevo a esta compañía a ser lo que es hoy en día.

Walker nació en el 1805 en Kilmarnock, Escocia. Su padre murió en el 1819 y vendieron la granja donde se crió, lo que dio lugar a que se mudaran al centro y comprar una tienda de alimentación. El pequeño John Walker no tardaría en hacerse con el cargo de la tienda.

Con el tiempo no solo se dedicaría a vender productos alimentarios si no también vino, te, ron, brandy, ginebra…

Lo que le dio fama fue su propia etiqueta de whisky. Su secreto estaba en mezclar los diferentes whiskies que obtenia para obtener la misma calidad botella tras botella.

Johnnie Walker tuvo un hijo, llamado Alexander. Gracias a la revolución industrial que vivió Alexander y a la red de trenes que se construyó entonces, el producto se pudo distribuir por todo el mundo.

En el 1862, las exportaciones de whisky de esta destilería alcanzaban los 100.000 galones (378.500 litros).

En el 1867, se empezó a comercializar el llamado Old Highland Whisky, que sería hoy en dia al que llamamos Johnnie Walker Black Label.

Johnie walker black label

Este whisky fue llamado en un primer momento Old Highland Whisky

Johnnie Walker fue el primer whisky escocés en llegar a Australia. Algo que les beneficiaría enormemente ya que este mercado fue durante un periodo el más grande de la casa Walker.

…to make our whisky of such quality that nothing in the market shall come before it.»

»…El crear un whisky de tal calidad que nada en el mercado vendrá después de él»

Alexander Walker

Hijo de John Walker

El éxito de la exportación de Johnnie Walker

La exportación del whisky no paraba de crecer y Glasgow era un buen puerto de mercancías donde también se exportaba mucho tabaco.

Una buena estrategia usada por Alexander Walker fue hacer tratos con los capitanes de los barcos con los que se exportaba el whisky. La misión sería encontrar el máximo precio por el que estaban dispuestos a pagar por el whisky en los puertos donde llegaba. Algo así como un comercial de aquellos tiempos. A estos se les pagaba con la materia prima: el whisky que el mismo producía.

Era sin duda una buena estrategia comercial donde ambas partes salían ganando.

Su éxito siguió año tras año, hasta comprar en el 1893 la destilería de Cardhu, para asegurarse la producción de whisky de malta.

El whisky de Cardhu ha sido desde entonces la base de todos sus whiskies.

El éxito de Johnnie Walker

Johnnie Walker es el whisky escocés más vendido del mundo. ¿Cual es su secreto? ¿Qué se necesita para se un superventas?

Para que un producto se convierta en el más vendido del mundo, debe cumplir unos requisitos.

Para empezar necesitamos un producto de alta calidad, o como mínimo, que la calidad que tiene se corresponda al precio que tiene.

Después necesitaremos una estrategia de mercadotecnia que cumpla sus objetivos.

Esta estrategia debe conseguir anclar una idea en la mente de los consumidores y que esta se mantenga a lo largo de los años.

Si la marca se encuentra en el consciente colectivo, el público sabe lo que se espera de ese producto al comprarlo y es fácil de conseguir, es muy probable que se acabe convirtiendo en un producto superventas.

Johnnie walker whisky

Johnnie Walker es el whisky en volumen más vendido del mundo.

Whiskey Irlandés

whiskey irlandés

Whiskey irlandés

En Irlanda, se denomina whiskey (notar la e intercalada) al mismo destilado que en otros lugares se le llama whisky. No tiene denominación de origen por regiones como por ejemplo en Escocia.

La materia prima principal para la elaboración de whiskey irlandés son cereales de diferentes tipo. Aunque podamos pensar que esto es esencial para el carácter de este espirituoso, no es del todo cierto. El proceso de destilación es lo más importante y es lo que le da carácter único a esta bebida.

Algo característico del whiskey irlandés es que, durante su maceración, se utiliza entre el 60 y el 80% de cebada sin maltear. También se le añade cebada malteada y avena, y en menor medida, de maíz.

Esta técnica dota al whiskey de un sabor potente pero delicado, especiado pero floral. Además, se consigue una textura cremosa.

Bushmills es el único whiskey irlandés que usa exclusivamente cereales malteados. Todos los otros tienen en diferentes proporciones cereales sin maltear. A Este whiskey se le denomina pure pot stilled whiskey.

Hay solo dos single malt en Irlanda que están elaborados con cebada ahumada, Connemara y un modelo de Bushmills. En general el whiskey irlandés nunca es ahumado.

Durante los últimos años, también en Irlanda se ha empezado a usar más la malta de cebada para la elaboración del whiskey de pura malta.

guisqui irlandes

Características de whiskey irlandés

Durante el último siglo, el whiskey irlandés ha ido evolucionando hacia un estilo mucho más elegante y podríamos afirmar que el típico whiskey irlandés es un whisky de grano (grainwhisky) ya que usa para la mayoría de sus whiskeys una mezcla de cereales.

Prácticamente todo el whiskey irlandés se destila 3 veces, algunos incluso más. Los irlandeses usan alambiques mucho más grandes y altos que los escoceses, lo que da origen a espirituosos más elegantes y puros.

Esta característica hoy en día tan típica, no siempre fue así. A finales del siglo XIV tan solo 3 destilerías de 28 lo hacían. Se trata de un fenómeno moderno.

Los single malts irlandeses, se destilan 2 veces, como en Escocia.

Tiempos de añejamiento del whiskey irlandés

El whiskley irlandés debe ser añejado durante un mínimo de 3 años, como el escocés. Ya que su sabor es en general, más suave, no necesita tanto añejamiento. Sin embargo, muchos whiskies de grano maduran tanto tiempo como sus compañeros escoceses, entre 5 y 8 años. Solo los whiskeys puros de malta envejecen durante más tiempo. Bushmills tiene algunos ejemplos.

Las barricas de madera más usadas son las de bourbon y Jerez. Algunos son madurados en antiguas barricas de Oporto o Madeira, incluso de ron.

El sabor del whiskey irlandés

En general, este destilado es suave y amable, con vainilla sutil y delicada. Sabor delicado con dulzura contenida, sin ahumado.

Los whiskeys puros de malta irlandeses, aunque pueden recordar a los escoceses, son en general más suaves y delicados, pudiendo recordar a los de Lowlands o los whiskies suaves de Speyside.

Elaboradores y destilerías

Las grandes destilerías son las que dominan el panorama del whiskey irlandés.

Irish Distillers

Irish Distillers es la casa madre de marcas como Jameson, Powers y Paddy.

Jameson

Desde que se lanzó en el 1968 es seguramente el whiskey más conocido de Irlanda. Tiene unas ventas anuales en crecimiento con 48 millones de botellas vendidas al año. Esto lo convierte en una de las marcas más vendidas del mundo.

Jameson Whiskey irlandés
A pesar de su producción a gran escala, Jameson ofrece muy buena calidad: es suave y agradable de tomar

También produce Powers, un whiskey de grano que es increíblemente perfumado y elegante.

whisky Irlandes
Seguramente el whiskey más fino de la destilería

El popular (en Irlanda) Paddy, también está a cargo de la misma casa. Madura en barricas neutras durante 7 años.

güisqui irlandes
Paddy es un conocido whiskey irlandés consumido localmente

Tullamore Dew

Otra conocida destilería es Tullamore Dew, que forma parte del conglomerado escocés William Gran & Sons. Ofrece el básico whiskey, que es fácil de beber, elegante y afrutado además de single malts de buena calidad.

wiski irlandes

Bushmills

Esta es la destilería más antigua de Irlanda. Se supone que se fundó en el 1608, lo que la convertiría en la segunda más antigua del mundo, solo por detrás de la holandesa Bols (inaugurada en el 1575).

Sin embargo, la fecha hay que matizarla ya que hace referencia a cuando Thomas Philips, gobernador de Ulster, consiguió el monopolio para elaborar destilados en la zona. La destilería empezó a funcionar en el año 1784.

Bushmills es parte de Diageo y ofrece diferentes opciones. La opción más accesible, es su whiskey de grano madurado 5 años. Sus single malts de 10 y 16 años ofrecen la complejidad de la malta, pero con estilo irlandés: suavidad y textura melosa con buena complejidad.

Redbreast

Cuando en Irlanda se habla de un Single Pot Still se están refiriendo a un whiskey que mezcla granos malteado y no malteados.

Cuando la tendencia del mercado irlandés era hacer whiskies blended, Redbreast siguió elaborando su Pot Still. Elabora 3 tipos:  madurado durante 12, 15 y 21 años. Excelente calidad.

Tyrconnell

La destilería Tyrconnell se fundo como Watt Distillery en el 1762. Desafortunadamente, tuvo que cerrar en el 1925 por culpa de una crisis. Fue en el 1988 cuando sus puertas volvieron a abrir.

Se han especializado en crear single malts de muy buena calidad, entre ellos, los que han madurado en barricas de Jerez y Oporto durante 10 años.

Kilbeggan

Otra de las viejas destilerías irlandesas. En este caso probablemente más antigua que Bushmills (si tenemos en cuenta la segunda fecha). Se fundó en el 1757 para cerrar en el 1953. La destilería funcionaba como museo hasta que volvió a abrir sus puertas en el 2007. Tienen diferentes tipos de whiskey, entre ellos más de un single malt de buena calidad.

irlandés whiski
En la etiqueta reza ''la destilería con licencia más antigua de Irlanda''

Cooley

Esta casa, que abrió en el 1987 y lanzó su primer whiskey en el 1992, es la que se animó a elaborar whiskey de malta ahumado por primera vez, algo inusual en la isla. Bajo su marca Connemara, elabora tanto whiskey mezclado como single malt ahumado.

whiskey irlandés con turba
Connemara es el primer whiskey irlandés con tonos ahumados de turba

Historia del whiskey irlandés

A pesar de que la invención de la destiladora continua (o patent still o coffey, por su inventor) surgió en Irlanda, los irlandeses miraban con recelos este sistema. Estaban acostumbrados a elaborar fuertes whiskies a base de malta.

Fueron los escoceses los que se pusieron en cabeza con la producción de whisky elaborados de forma moderna. Esto resultó en una perdida de mercado, ya que el whisky escocés resultaba más barato.

Aunque varias destilerías quisieron prohibir otro cereal que no fuera la malta de cebada, el gobierno no lo permitió y los irlandeses pudieron mezclar diferentes granos para la elaboración del whiskey.

Sobre el año 1850 (cuando los impuestos a la malta fueron mayores), los irlandeses empezaron a mezclar cebada sin maltear a la mezcla. Eso sí, siempre destilado en alambiques tradicionales (pot still).

El whiskey irlandés, después de ganar en popularidad internacional, pasaría penurias por diversos eventos históricos. Acontecimientos como la primera guerra mundial, la guerra de independencia irlandesa, la guerra civil irlandesa y la ley seca de los EE. UU destrozaron el mercado de whiskey irlandés.

A tal desastre histórico, tan solo sobrevivieron Bushmills, Jameson, Power, Midleton y Tullamore. Las últimas 4 fundarían en el 1966 la llamada Irish Distillers Company, al sur de la isla. Bushmills se uniría 6 años después.

Fue gracias a esta estrategia, unido a la fuerza de la francesa Pernod Ricard (que compró la compañía), que el whiskey irlandés se recuperó.

Pernod Ricard vendió Bushmills a la gigante y competencia Diageo, pero sigue dominando en la industria. Tullamore abandonaría también el grupo para unirse a William Grant & Sons.

 

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.